Reducir el número de municipios de 88 en al menos 22

Ir al contenido principal
  Libertad Canaria Publicada el Respuesta de Gobierno el 24/10/2016 09:24

Reducir el número de municipios de 88 en al menos 22

Una de las tantas herencias que nos dejó el caudillo Francisco Paulino Hermenegildo Teódulo Franco Bahamonde luego de su muerte fue la gran cantidad de municipios en el archipiélago como el largo de su nombre; que le permitían al anterior régimen tener un control político y social absoluto de la población. Este modelo con la llegada de la socialdemocracia se expandió aún más agregando 213 municipios a nivel nacional; particularmente en Canarias se incorporó a esta terrible herencia en el año 2007 el municipio de “El Pinar de El Hierro” con apenas 1.854 habitantes, haciendo un total de 88 municipios en la actualidad algo totalmente insostenible.

 Con la llegada de la socialdemocracia autonómica y el disponer de tal descentralización hereditaria se ha producido un aumento sustancial del número de funcionarios que básicamente han servido para crear clientelismo político por medio de los servicios sociales y el empleo público, a tal punto que en algunos municipios del archipiélago existen más personas trabajando para el ayuntamiento que en otras áreas de la economía, esta situación lógicamente ha originado serios problemas de endeudamiento, debido al creciente déficit público que finalmente recae sobre los hombros de las familias trabajadoras y las pocas empresas productivas que aún quedan en Canarias.

 Para entender mejor esta situación vemos que desde los años 80 los ayuntamientos canarios han mantenido un crecimiento continuo tanto de sus presupuestos como de la dimensión de sus aparatos administrativos, consecuencia de abordar nuevas competencias y un creciente ritmo de inversiones de dudosa utilidad. En la ejecución presupuestaria de los municipios españoles 1995-2013, elaborada por la Intervención General de la Administración del Estado, vemos que el gasto de los ayuntamientos pasó del 5,76% al 5,93%, con un máximo en 2010 del 7,33%; es decir, que los municipios incrementaron su gasto a un ritmo superior al crecimiento del PIB, 230,85% frente a un 224,10%, superándolo casi en 50 puntos en 2010. Algunos pensarán que la diferencia en relación con el PIB no es excesiva, pero para una actividad no productiva como la administración municipal eso es algo erróneo y muy peligroso en el medio y largo plazo.

 La Ley de Bases de Régimen Local de 1985 es el punto de partida legal para el crecimiento ilimitado del gasto municipal, y su exposición de motivos es exponente de un dogmatismo sin parangón que exalta la autonomía e independencia municipal, que el artículo 25 materializaba en competencias ajenas a la naturaleza municipal, como la gestión de la atención primaria de la salud; la prestación de los servicios sociales y de promoción y reinserción social y, la participación en la programación de la educación, todo ello solapándose con competencias autonómicas y estatales.

 El otro puntal sobre el que se ha apoyado el creciente gasto municipal han sido los ingentes recursos que la actividad inmobiliaria generaba a las arcas municipales, partiendo de los procesos de urbanización con sus tasas y aportaciones de suelo generado; licencias de obra; el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO); el Impuesto por Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), por las transmisiones y, un sinfín de ingresos municipales por distintos conceptos relativos a la actividad inmobiliaria. La disponibilidad de recursos permitió abordar equipamientos que incrementaron los gastos para su mantenimiento y conservación, así como gastos corrientes y de personal.

 Este incremento del gasto sumado a la gran cantidad de municipios hace que el modelo de administración local sea totalmente insostenible a mediano y largo plazo, una comparación bastante llamativa sobre el número de municipios la podemos hacer con Dinamarca un país que a pesar de tener 43.000 km2 de superficie posee 98 municipios, apenas 10 más que Canarias con poco más de 7.400 km2 y luego está el país con menos municipios de Europa, Lituania que con 65.000 km2 cuenta con 60 municipios, si Canarias fuera Dinamarca apenas tendría 16 municipios y en el caso de Lituania la cantidad se reduciría a 7 municipios uno por isla. España es el tercer país con mayor número de municipios de Europa, eso sin contar las estructuras de los gobiernos autonómicos y en nuestro caso los cabildos insulares que suman más lastre a la muy empobrecida economía del archipiélago.

 Actualmente el coste promedio del gasto municipal por canario es superior a 900€ anuales y que por familia sería alrededor de 3.600€, este gasto se financia principalmente con tasas e impuestos directos como el IBI, además de las transferencia del gobierno central o autonómico que provienen del IRPF, IGIC u otros impuestos. Pero para empeorar las cosas estos últimos años por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria el exceso de gasto se ha financiado con endeudamiento, lo cual ocasiona que gran parte de los ingresos se dilapide en el pago de intereses, esto a pesar de que se han incrementado las tasas e impuestos municipales en más del 20% desde el 2007.

 Entre el 40 y 70% del gasto municipal se destina al pago de nóminas es decir burocracia, demagogia y politiquería, por tanto si se reduce el número de municipios en un 75% a una cantidad razonable de alrededor de 22 municipios y se eliminan la mayoría de los servicios municipales de dudosa utilidad;  que en todo caso son servicios que perfectamente pueden prestar la sociedad civil en un entorno de libre mercado, las familias canarias podrían ver un ahorro de alrededor de 2.000€ anuales por la bajada de impuestos derivada de esta fusión de municipios en el archipiélago, es importante destacar que actualmente con los avances tecnológicos no hay nada que justifique este entramado burocrático que solo sirve para obstaculizar la economía de las familias y empresas, sobre todo cuando vemos que los gobiernos municipales por las regulaciones e impuestos se han convertido en una estructura corrupta y mafiosa, con un objetivo claro de extraer rentas a las familias canarias que cada vez lo tienen más difícil para llegar a fin de mes.

 Una muestra de hasta donde ha llegado el disparatado gasto municipal y el nivel de estatismo lo podemos ver en el presupuesto de cualquier ayuntamiento del archipiélago, que en algunos casos incrementan el gasto y endeudamiento de 900€ de media a más de 3.000 € por habitante.

Es momento de movilizarnos como sociedad civil para exigir que se inicie un proceso de reforma de la administración local por medio de la fusión de municipios, para racionalizar el gasto público y bajar impuestos. La sociedad canaria es consciente del problema, e inclusive muchos políticos lo reconocen, ya en una oportunidad Miguel Zerolo planteo  volver a los menceyatos.

 Comentarios1
Debe registrarse para poder realizar cometarios.  Acceder
  • Participa Tenerife

    Buenos días y muchas gracias por hacernos llegar esta sugerencia. La enviamos al área oportuna del Cabildo de Tenerife para su revisión.

 Argumentos a favor1
Debe registrarse para poder realizar cometarios.  Acceder
  • Ivan Nuñez

    Gran idea pero por desgracia no lo vamos a conseguir porque a los políticos no les interesa.

    El número de municipios deben de disminuir porque es gasto público es brutal

 Argumentos en contra0
Debe registrarse para poder realizar cometarios.  Acceder
No hay argumentos en contra

¿Necesitas ayuda?

Si hay algo que no sabes muy bien cómo se hace o básicamente estás "perdido", accede a nuestra sección de Ayuda y encontrarás el camino

Cómo participar

Ayuda

Participar en Hey! Tenerife es muy fácil. Sólo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  • how-1
    Darse de alta como usuario
    Accede a la sección de Registro y crea tu cuenta de Habla! directamente o a través de tu cuenta de Facebook o Twitter.
  • Ponerse al día de las diferentes propuestas de gobierno y aportaciones ciudadanas
    Antes de participar es importante que conozcas las diferentes propuestas activas de gobierno y veas diferentes aportaciones ciudadanas de diferentes usuarios.
  • Valora y comenta
    Comenta o realiza valoraciones de las diferentes propuestas de gobierno y de las aportaciones ciudadanas que más te interesen
  • Aporta tus ideas.
    Una vez que ya formas parte de la plataforma puedes aportar tus propias propuestas.